Ante el gran número de expedientes sobre la solicitud de Ingreso Mínimo Vital que aún no han sido procesados y ha impedido que miles de personas se beneficien de esta prestación, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migración anunció simplificaciones en el proceso.

En este sentido, se espera que para finales de septiembre puedan recibir el IMV unos 150 mil hogares, introduciendo elementos que mejorarán la tramitación y acelerarán el otorgamiento de la prestación.

Ingreso Mínimo Vital con retroactivo

Para solicitar el Ingreso Mínimo Vital, prestación destinada a reducir los índices de pobreza, se requiere que el solicitante esté en busca de empleo. Anteriormente, la confirmación del paro se hacía antes del otorgamiento de la prestación, lo que ha representado un represamiento en el proceso.

En el anuncio del ministro se indica que, a partir de ahora, la confirmación se hará de manera posterior, es decir, el requisito de ser demandante de empleo sigue en vigor, pero su verificación se hará luego de la concesión. Esto permitirá una mayor fluidez en los trámites. 

Para que la prestación llegue a los solicitantes, se ha tomado la decisión de que aquellas personas con derecho a recibirla y que presenten la solicitud antes del 31 de diciembre 2020, podrán cobrar de manera retroactiva desde el mes de junio.

La ampliación el plazo, señala José Luis Escrivá, no solo cubriría a los solicitantes que ya han hecho el trámite del Ingreso Mínimo Vital y aún no lo han recibido, sino también a aquellos que todavía no lo habían realizado.

De acuerdo a lo anunciado, esto garantiza que la prestación llegue a todos los que tienen derecho a percibirla, cumpliendo con el propósito de protección social para el que ha sido diseñada, sobre todo en momentos como los presentes y sin dejar fuera ninguna solicitud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here