Un cambio en las condiciones del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ha sido emitido por el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde se detalla que unas medidas de protección especial tendrán vigencia hasta el 30 de septiembre.

Se trata de un ERTE de fuerza mayor que puede ser total o parcial y está estrechamente relacionado con la pandemia del COVID-19. En este sentido, ha sido creado el ERTE de Transición diseñado para aquellas empresas que todavía no han restablecido su actividad.

Al mismo tiempo, y en vista de que ya existen Comunidades Autónomas que adelantan precauciones frente a un rebrote del coronavirus, el BOE notifica que existe un nuevo tipo de ERTE que podrá amparar a las empresas que deban cerrar a causa de una nueva oleada del coronavirus.

Sin contratación

Las condiciones publicadas implican que no habrá contratación de trabajadores a menos que se justifique plenamente ante el Ministerio de Trabajo, ente que verificará si la necesidad es real. Esto se hará mediante el análisis de los resúmenes curriculares de los empleados de la empresa. Si verdaderamente fuera necesario llenar una vacante, podría aprobarse.

Por otro lado, en vista de algunos ERTE fraudulentos, se contempla que los trabajadores no tendrán la posibilidad de hacer horas extra. Esta medida viene dada a raíz de que en sectores como el hostelero son incorporados muchos empleados en ERTE, sobre todo en temporada veraniega.

Seis meses

También la publicación del BOE expresa que la empresa en ERTE debe mantener el puesto de trabajo a sus empleados por un período de seis meses. De allí la prolongación hasta finales de septiembre.

En recientes declaraciones a los medios, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, calificó el decreto publicado en el BOE como una medida para la prevención de empleos que reactiva y consolida la economía en España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here