Obedeciendo a una sentencia del Tribunal Supremo, la Seguridad Social anunció recientemente el pago de 4.000 euros a los trabajadores por cuenta propia y societarios que no tuvieron acceso a una tarifa plana cancelada en septiembre, lo que motivó una protesta.

Se trató de un porcentaje de autónomos que quedó excluido de aquella tarifa plana de 60 euros en las cuotas y que ahora recibirán el pago por parte de la Administración Pública.

De este modo, 4 mil euros serán devueltos al personal autónomo societario al que se le negó la bonificación.

Modificación de criterio

La razón de esta bonificación reside en las grandes pérdidas que ha sufrido el sector del trabajo autónomo en España a raíz de la pandemia del COVID-19, debido a la cual se produjo el cese de actividades o cierre total de muchos emprendimientos. Además, se teme que una segunda ola del coronavirus empeore la situación.

Voceros de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) señalan que la cantidad de beneficiarios que reciben esta ayuda por parte de la Seguridad Social alcanza las 100 mil personas, quienes estarán resguardados por el importe durante el primer año de inactividad.

Esta modificación de criterio emitida por la Tesorería General le da la razón a una enorme cantidad de trabajadores autónomos que han sido dados de alta en los últimos meses y son integrantes de sociedades mercantiles. Durante mucho tiempo, la Administración Pública les obstaculizó la incorporación de sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Amparados por tarifa plana

En conclusión, los nuevos autónomos que sean dados de alta como integrantes de una sociedad mercantil, así como aquellos trabajadores societarios a los que se les negó el ingreso en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), gozan ahora del derecho a  ser amparados por la tarifa plana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here