El SEPE ha realizado en junio el abono de 4115 millones de euros en prestaciones para trabajadores afectados por el paro y desempleados en España. Estas prestaciones alcanzaron a cubrir unos 5 millones de personas de las cuales más de la mitad son trabajadores en ERTE.

La nómina manejada por el SEPE tuvo un incremento de parados del 109% en comparación al mismo período del 2019, debido a las medidas sanitarias y el estado de alarma que fue decretado a comienzos de este año.

Pago de prestaciones en el SEPE

Debido a la pandemia por el Covid 19, muchas empresas se acogieron a la aplicación del ERTE para evitar los despidos masivos de trabajadores ante el cese o reducción de sus actividades económicas.

Esto generó una abultada demanda de trabajadores que ingresaron a la plantilla del SEPE y que forzó a los empleados del organismo a jornadas extensas para procesar las solicitudes de prestaciones.

Según ha trascendido en medios de comunicación, este exceso de volumen de trabajo en el procesamiento de las prestaciones estuvo lleno de errores en los cálculos. En algunos casos se asignaron montos superiores y en otros inferiores a los debidos.

Litigios a la vista

Estos errores en los expedientes han generado y continuarán haciéndolo, litigios de revisión en los cálculos, en los que el trabajador tendrá que reintegrar el excedente de la prestación cobrada en caso de ser desfavorable al Estado, o reclamar la diferencia faltante en caso de ser favorable para el Estado.

Adicionalmente, el Ministerio del Trabajo ha señalado que aún faltan 150 mil trabajadores en recibir sus prestaciones y que esto representa apenas el 2% de los solicitantes. Sin embargo, otras fuentes afirman que la cantidad de afectados en mucho mayor.

Los empleados del SEPE han manifestado que se han visto desbordados por la cantidad de expedientes y el poco personal para procesar este volumen de solicitudes, lo cual explicaría los errores en los cálculos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here